Padecimientos mentales ocasionan discapacidad


 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 151 millones de personas en el mundo sufren depresión y 24 millones esquizofrenia y en total más de 450 millones de personas padecen alguna enfermedad mental. Se estima que para el 2020 constituirán las primeras causas de discapacidad en general.

En concepto del doctor Fernando Corona Hernández, médico psiquiatra y psicoterapeuta del Hospital de Psiquiatría “Dr. Héctor H. Tovar Acosta” del IMSS y del Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez de la Secretaría de Salud señala a la esquizofrenia como un trastorno mental severo, que produce síntomas psicóticos y en el que están comprometidas las capacidades para percibir apropiadamente los estímulos externos e internos, por lo que van apareciendo fallas en la interpretación sensorial, como ilusiones y alucinaciones.

La esquizofrenia se considera como un trastorno multifactorial en donde están involucrados factores biológicos, psicológicos y sociales en el que la carga genética representa un factor fundamental en el desarrollo de esta enfermedad. Se conoce, que para que aparezca la esquizofrenia, al igual que sucede con la diabetes o con otras enfermedades crónicas, es necesario que se porten los genes de la enfermedad y que con el paso del tiempo se vayan acumulando cierto tipo de estímulos externos –estímulos epigenéticos-, que van ocasionando alteraciones bioquímicas y estructurales que finalmente desencadenan este padecimiento.

A manera de ejemplo, es como ir acumulando los números de un código o clave que al ser completada la secuencia, hacen que se corra el programa del padecimiento; por lo tanto, si sólo existen partes del código, el padecimiento no se presenta con todas sus manifestaciones. Lo anterior se comprueba al estudiar a los familiares de los pacientes, quienes pueden mostrar características de la enfermedad, pero no la desarrollan completamente.

Por otra parte, no se debe olvidar la relación con varios trastornos neuropsiquiátricos con los trastornos psicóticos severos, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

Estudios de resonancia magnética nuclear proyectan que las personas con cambios estructurales (disminución de la materia gris en varias partes del cerebro) que antes se pensaba ocurrían sólo en pacientes con esquizofrenia, mostraron la disminución de materia gris, también en una subpoblación de pacientes que estaban infectados con toxoplasma.

Los pacientes con esquizofrenia, pero sin infección por toxoplasma, no presentaban esas alteraciones cerebrales.

La hipótesis más probable es que la toxoplasmosis ocasione las alteraciones en la materia gris y éstas, a su vez, favorezcan la aparición de la enfermedad.

En consecuencia se puede considerar a la toxoplasmosis como factor para precipitar la esquizofrenia, sólo en casos con predisposición particular. De hecho, 30 por ciento de personas infectadas con toxoplasmosis padecen esquizofrenia.

j_delfin_p@yahoo.com.mx

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo